Jueves, 07 de Julio de 2022

¿Lo que comemos nos alimenta?

Destacado ¿Lo que comemos nos alimenta?

Los recursos naturales son sobreexplotados en el día a día en los procesos de producción masiva de insumos alimentarios para cubrir las necesidades de todos sus habitantes y eso ha hecho que la calidad de la tierra, los métodos de cultivo, los fertilizantes y conservadores, y las técnicas propias, como la cosecha temprana de los vegetales, afectan de manera importante cada alimento que tenemos en nuestra mesa.

Diversos estudios consultados por Laboratorios Ysonut, revelan que, desde hace 20 años, frutas, vegetales y legumbres han perdido gradualmente la cantidad de nutrientes que poseían en el pasado.

Como el caso de las espinacas (que son muy ricas en vitamina y hierro) contienen menos de la mitad de la vitamina C que deberían poseer (aquella que ayuda a que el hierro se absorba); mismo caso que el brócoli, uno de los alimentos más ricos en magnesio, pues en la actualidad tiene menos del 80% de magnesio que debería contener. Lo mismo pasa con las naranjas, guayabas, mandarinas y limón, ya que en la actualidad carecen de las mismas cantidades de vitamina C que 20 años antes.

También puedes leer. Implementan controles sanitarios en plaguicidas. https://revistafactorrh.com/nutricion-al-100/item/7123-implementan-controles-sanitarios-en-plaguicidas

Según los especialistas en nutrición de Ysonut, este fenómeno es resultado de la forma en que se cultiva y los métodos de producción que se han modificado debido a la industrialización, pues, aunque se han hecho más eficientes en la cantidad de alimentos que se cosechan y llegan a las mesas de los consumidores, esta eficiencia está basada en la utilización de pesticidas y prácticas de reactivación de suelos quemados y empobrecidos. 

Otra afectación directa que incide en la alteración y empobrecimiento de los nutrientes de los productos del campo, ubicada por dichos especialistas, es el tiempo de vida que se ha buscado alargar en las frutas verduras y vegetales, al añadir ciertas sustancias fertilizantes y cosecharlos mientras aún están en una etapa temprana de su maduración, en la que no se han desarrollado por completo dichos nutrientes, con lo que se busca alargar el tiempo en se cosecha y llega al consumidor final.

Estos procesos no solo han afectado en productos vegetales, pues a nivel animal, en productos provenientes de especies como las aves, se han ubicado altas concentraciones de medicinas, como la ampicilina y hormonas de crecimiento que crean disruptores endocrinos que activan ciertos tipos de genes y afectan a la salud humana, como es el caso del adelanto de la menarca en las niñas.

“En la actualidad no solo los alimentos no nos están nutriendo como deberían, debido a sustancias artificiales, hormonas y procesos alterados, también están creando ciertas patologías en nuestro organismo”, asegura la Dra. Amanda Cantú Ahira, Médico especialista en Nutrición Clínica y especialista de Ysonut.

Por ello hay que prestar atención a las señales que da el cuerpo sobre todo en las etapas que se tiene mayor necesidad de nutrientes como el embarazo, edad infantil, adolescencia o en épocas con episodios de mucho estrés e incluso cuando se está tomando un medicamento.

Si una persona se siente cansada, aunque aparentemente lleve una dieta saludable, este síntoma puede ser indicio de carencia de Vitamina B12 y Omegas, mientras que las personas con falta de magnesio y Omega 3, pueden presentar depresión.

Modificado por última vez enLunes, 11 Abril 2022 15:45

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

logo-nosotros

RH Editores produce y comercializa la revista de Salud Factor RH. La edición es mensual.

Correo de publicidad: