Viernes, 22 de Octubre de 2021

Cómo reforzar el sistema inmune

Destacado Cómo reforzar el sistema inmune

Aunque centrarse en determinados nutrientes puede ayudar a reforzar el sistema inmune de los niños, la mejor manera de fomentar la inmunidad en general es seguir una dieta equilibrada y variada. Intenta incorporar a la dieta diaria frutas frescas, verduras, cereales integrales, alubias, legumbres, frutos secos, semillas, pescado y proteínas magras.

Si bien la alimentación es clave, hay otros hábitos a considerar. No te olvides de que los pequeños hagan ejercicio con regularidad y duerman las siete u ocho horas recomendadas por noche, ya que ambas cosas contribuyen a la salud general y al apoyo de las defensas. Aparte de los beneficios, centrarse en la salud y el bienestar puede simplemente ayudarte a proteger a tu familia en tiempos agitados e inciertos, lo cual no tiene precio.

También puedes leer. Nutrición, conceptos clave para cuidarsehttps://revistafactorrh.com/nutricion-al-100/item/5905-nutricion-conceptos-clave-para-cuidarse

El Dr. Antonio Rojo, Director Médico en Abbott, comparte ideas clave sobre cada uno de ellos:

Vitamina C

Es sabido que la Vitamina C es un nutriente clave para el sistema inmune. De acuerdo con un estudio publicado en Nutrients, la Vitamina C contribuye al rápido aumento de las células B y T del sistema de defensa, los glóbulos blancos que desempeñan un papel en la generación de anticuerpos y la eliminación de infecciones.

Aunque se cree que tomar altas dosis de Vitamina C ayuda a prevenir enfermedades, las investigaciones sugieren lo contrario. Por ello, se recomienda que las niñas y niños de 4 a 8 años consuman al menos 25 miligramos de Vitamina C al día, mientras que los y las jóvenes de 9 a 13 años, 45 miligramos.

Asimismo, los hombres entre 14 y 18 años deben incluir 90 miligramos al día y las mujeres entre 14 y 18, 65 miligramos, lo cual puede disminuir la duración de los síntomas del resfriado en un 8 por ciento (o aproximadamente un día).

Por suerte, la Vitamina C abunda en frutas y verduras. Es importante que tus hijos lleven una dieta equilibrada con todos los colores del arcoíris que se presentan en los alimentos, la cual le ayudará a obtener la cantidad diaria recomendada. Y aunque las deficiencias de vitamina C visibles son raras, pueden producirse si el consumo es inferior a 10 miligramos al día, empezando por una deficiencia silenciosa.

Zinc

Según un estudio publicado en Molecular Medicine, el Zinc es fundamental para el desarrollo de los neutrófilos y las células que ayudan a curar las heridas y a combatir las infecciones[. Aunque el Zinc no evitará que los pequeños o tú te resfríes o infectes, una evaluación publicada en la Base de Datos Cochrane sugirió que tomar Zinc al inicio de un resfriado podría disminuir su duración.

Algunos alimentos que son una buena fuente de Zinc son la carne de res, el cangrejo, las nueces de la India, los garbanzos, el yogur griego, las semillas de calabaza y las lentejas. Dado que el zinc no está tan presente en muchos alimentos, pueden producirse carencias.

Con una deficiencia de zinc, el cuerpo produce menos células que combaten las infecciones, lo que aumenta las posibilidades de enfermar. Por eso es importante que los pequeños y las pequeñas de 4 a 8 años consuman 4 miligramos diarios; los niños y niñas de 9 a 13 años, 6 miligramos; y los jóvenes de 14 a 18 años, 13 miligramos; mientras que las jóvenes, 7 miligramos para que su sistema inmunitario funcione correctamente.

La deficiencia de Zinc es una de mayor prevalencia en la región de Latino América, aumentando la susceptibilidad de ciertas infecciones como la diarrea crónica y debe ser tratada de manera independiente de la dieta si es diagnosticada.

 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

logo-nosotros

RH Editores produce y comercializa la revista de Salud Factor RH. La edición es mensual.

Correo de publicidad: