Domingo, 22 de Mayo de 2022

Hipertensión arterial pulmonar, todo es posible

Destacado Hipertensión arterial pulmonar, todo es posible

En el marco del día mundial de la hipertensión arterial pulmonar, que se conmemora el 5 de mayo, Doctoralia invitó a reflexionar sobre esta enfermedad considerada silenciosa, crónica, progresiva y grave, la cual, si no cuenta con una detección y un tratamiento oportuno, puede presentar casos mortales por falla del corazón en un periodo de tres años.

La prevalencia mundial de la hipertensión arterial pulmonar es de 12.4 a 26.8 pacientes por millón de habitantes; además, se diagnostica con mayor frecuencia entre los 30 y 60 años, pero puede afectar a personas de todas las edades y es dos veces más común en las mujeres.

También puedes leer. La Raza, sexto trasplante de corazón. https://revistafactorrh.com/bienestar-24-horas/item/7288-en-la-raza-sexto-trasplante-de-corazon

En México se estima que hay más de 6 mil casos, pero solo mil tienen un diagnóstico y tratamiento, el resto desconoce que lo padece o incluso cuenta con un diagnóstico equivocado.

El Dr. Elihú Hernández Pérez, especialista cardiólogo y profesional de la salud registrado en Doctoralia, dijo que la hipertensión arterial pulmonar se manifiesta por el aumento de la presión en las arterias de los pulmones, específicamente de la vasculatura pulmonar. Es diferente a la hipertensión arterial sistémica, que es más conocida por la población.

Los síntomas suelen ser inespecíficos, se dice que hasta el 90% de los pacientes tarda dos años en llegar a un diagnóstico definitivo. El cuadro clínico va de la fatiga a la dificultad para respirar durante la actividad física, dolor en el pecho y, en casos más graves, un desmayo o síncope e hinchazón de las extremidades inferiores.

El estudio inicial para descartar o confirmar este padecimiento es un ecocardiograma transtorácico, que es un ultrasonido del corazón y tiene que ser realizado por un cardiólogo ecocardiografista.

Es un estudio inicial no invasivo, en donde se pueden realizar mediciones que de manera indirecta indican cuál es la presión arterial del pulmón junto con otras alteraciones estructurales del corazón, que apuntan al diagnóstico.

De manera ideal, y para hacer un diagnóstico definitivo, se realiza un procedimiento invasivo que se llama cateterismo cardiaco del lado derecho.

La hipertensión arterial pulmonar puede asociarse (o no) a otros padecimientos, como lupus o enfermedades autoinmunes que dañan los pulmones. En el caso de no estar asociada a ninguno, se le conoce como hipertensión arterial pulmonar idiopática. 

En cuanto a un tratamiento, este va dirigido a aquello que la causa. Puede ser por motivos propios del pulmón o cardiopatías estructurales congénitas, también por un infarto o problemas de válvulas del lado izquierdo del corazón.

Consiste o se complementa con oxígeno, que ayuda a dilatar y bajar la presión de los pulmones. De igual manera, hay medicamentos tomados que ayudan a que la presión de las arterias del pulmón disminuya.

Para conservar un riesgo bajo, durante el tratamiento también es importante mantener el peso adecuado, una alimentación baja en sal y actividad física reducida, si el paciente realiza ejercicios, estos deben ser supervisados. 

Respecto a acciones de prevención son pocas, ya que esta afección se asocia a otras cardiopatías congénitas, a cardiopatías que afectan el lado izquierdo del corazón y a problemas pulmonares. En todo caso, lo que podría hacer un paciente para disminuir el riesgo de que se presente es evitar el consumo de medicamentos para reducir el apetito, los cuales se han visto relacionados con la aparición de esta enfermedad. 

Modificado por última vez enDomingo, 08 Mayo 2022 08:45

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

logo-nosotros

RH Editores produce y comercializa la revista de Salud Factor RH. La edición es mensual.

Correo de publicidad: