Sábado, 25 de Septiembre de 2021

Hace 33 años llegó el VIH a México

A 33 años del registro del primer caso de VIH/SIDA en México, los retos del control adecuado continúan: médicos de todas las instituciones y entidades del país buscan aumentar su conocimiento para establecer esquemas de tratamiento orientados a alcanzar la indetectabilidad del virus.

Con la presencia de más de 70 médicos tratantes de VIH de todo el país, arrancó en el Puerto de Veracruz el primer encuentro de Educación Médica Continua sobre los avances en la experiencia del tratamiento antirretroviral para pacientes que viven con este virus: “Individualización Basada en Evidencias”.

“Factores como edad, sexo, ocupación, comorbilidades médicas, recuento de glóbulos blancos o CD4 y hábitos de vida, son decisivos para la correcta elección de la terapia antirretroviral enfocada a cada paciente. Esta individualización del tratamiento no sólo mejora el apego, sino que eleva las tasas de indetectabilidad del VIH y reduce eventos adversos, con por lo que el paciente mejora notablemente su calidad de vida”, explicó el Dr. Juan Luis Mosqueda Gómez, médico infectólogo.

“El avance ha sido significativo. Tan sólo el porcentaje de personas en tratamiento aumentó un 35% entre 2012 y 2015; pero, es necesario seguir trabajando en la detección, ya que el desconocimiento de estatus serológico es la principal causa de la brecha de tratamiento y el porcentaje de indetectabilidad es del 35%, es decir 70 mil personas”, señaló la Dra. Marisol Valenzuela, médico especialista en salud pública y epidemiología.

Ahora, médicos de todas las instituciones y entidades del país buscan profundizar sus conocimientos en la individualización de tratamientos para establecer cada vez más esquemas orientados a alcanzar la indetectabilidad del virus. “Los avances científicos nos han permitido contar con tratamientos antirretrovirales eficaces, con mecanismos de acción novedosos y que son más amigables para el paciente al requerir menos tomas y ser mejor tolerados; pero ahora el reto constituye en tomar todas estas ventajas y adecuarlas a la realidad de cada paciente”, señaló el Dra. Leticia Pérez, Expresidenta de la Asociación Médica Mexicana del VIH/SIDA, A. C. (AMMVIH).

El concepto de “indetectabilidad” está asociado con la “carga viral”, que hace referencia a la cantidad de VIH presente en la sangre de una persona, es decir, el número de copias del virus por cada mililitro de sangre (copias/mL).

Para poder replicarse, el VIH utiliza y modifica genéticamente a las células del sistema inmunológico (CD4). Esto significa que entre más alto sea el valor de la carga viral, mayor será la afectación al sistema inmunológico. Así alcanzar la meta de una carga viral indetectable o equivalente a un número menor de 50/mL, se convierte en un indicador de éxito del tratamiento y ayuda a predecir la condición de salud del paciente.

“Si bien contamos con instrumentos científicos y académicos que nos orientan en la elección del tratamiento antirretroviral adecuado a las características de los pacientes, el interés de la comunidad médica en todo el país por fortalecer y valorar la experiencia clínica de los médicos tratantes, nos ha llevado a celebrar el primer año de la realización continua de sesiones de trabajo en equipo, orientadas al análisis de casos específicos. De esta manera contribuimos a alcanzar conjuntamente la indetectabilidad en nuestros pacientes”, señaló el Dr. Luis Mosqueda, especialista en Infectología.

Medios

Modificado por última vez enMiércoles, 13 Abril 2016 09:05

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

logo-nosotros

RH Editores produce y comercializa la revista de Salud Factor RH. La edición es mensual.

Correo de publicidad: