Viernes, 02 de Diciembre de 2022

El orgasmo está en la cabeza

Destacado El orgasmo está en la cabeza

El órgano más importante para experimentar satisfacción resulta ser el cerebro, debido a que tiene aproximadamente 85 mil millones de neuronas conectadas en circuitos responsables de algunos de los comportamientos complejos de los humanos, entre ellos las sensaciones placenteras.

Para comprender un poco más de esto, el equipo de Platanomelón, la marca de juguetes eróticos, busca naturalizar la sexualidad con la distribución de contenido de educación sexual en redes sociales nos compartió puntos muy importantes de por qué el cerebro es el órgano máximo del placer:

La mente como fuente de placer: las fantasías 

La mente es tan amigable que en las fantasías sexuales permiten crear el escenario perfecto que más se antoje para disfrutar del cuerpo, es por ello que los audiolibros, podcasts y la literatura erótica funcionan tan bien, ya que, aunque hay un elemento que guía la narrativa, la mente lo hace todo a nivel cognitivo.

A nivel físico, para que el cerebro pueda decir: “¡oh!, esto me gusta”, es necesario que reciba diferentes señales a través de las neuronas por medio de estímulos sensoriales. Esto depende de forma directa del sistema nervioso periférico y central. Por ejemplo, en el proceso de autoconocimiento en la masturbación, el cerebro recibe señales de los estímulos y los que detecta que se sienten mejor, los guarda y potencia, enviando impulsos a los nervios y a los músculos.

Por lo general, a las mujeres se les dice que las relaciones sexuales son para procrear, y a los hombres que el sexo sí debe ser placentero, pero no por eso es más sencillo, pues ante cualquier aspecto que salga del “común”, se le despoja de su “hombría”.

A más hombres que a mujeres les dijeron que el sexo y el placer van de la mano, 66% contra el 51%, de acuerdo con resultados de un estudio que llevó a cabo Platanomelón.

Su funcionamiento impacta en la vida sexual de las personas

El cerebro también se enferma y esto puede deberse a muchas razones, entre accidentes, mal funcionamiento hormonal y más. Hay enfermedades mentales y trastornos neurológicos que afectan las emociones, pensamiento, relaciones y comportamientos que, en consecuencia, afectan la forma de vivir el placer y el deseo sexual. 

Por ejemplo, la genofobia es el miedo irracional a la penetración, y aunque puede tener su explicación en temas físicos como dolor, la ansiedad que se desarrolla a nivel mental puede tener su origen en experiencias pasadas, creencias y hasta en una predisposición acerca del desempeño. 

Modificado por última vez enSábado, 26 Noviembre 2022 07:28

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

logo-nosotros

RH Editores produce y comercializa la revista de Salud Factor RH. La edición es mensual.

Correo de publicidad: