Viernes, 28 de Enero de 2022

Slow sex, de qué se trata

Destacado Slow sex, de qué se trata

¿Sientes que necesitas más horas en tu día? No eres el único, el estrés generado por las nuevas rutinas laborales, nos ha hecho que cada vez tengamos menos tiempo para dedicarnos a nosotros mismos, ya sea para hacer ejercicio, realizar algún hobby, pasar tiempo con familia e incluso para practicar sexo. Slow sex o sexo sin prisa ¿quieres saber de qué se trata?

Es una tendencia que busca hacernos más conscientes del acto sexual mismo, dejar las prisas para otro momento y sentir al máximo cada estímulo en nuestro cuerpo, en pocas palabras, disfrutar el camino igual o incluso más que el destino.

“Contrario a lo que muchos pueden creer, tomarse tiempo durante una práctica sexual y disfrutar de un acto lento no va de la mano con sexo aburrido, al contrario, el slow sex busca potenciar cada sensación, gesto u olor, para reencontrarnos con nosotros mismos y con nuestra pareja”, dijo Karimme Reyes, sexóloga de Platanomelón México.

También puedes leer. 

El slow sex tampoco se trata de simplemente retrasar la eyaculación, esta práctica propone que se tome el sexo como una experiencia sensorial completa, por ello, para practicarlo, se recomienda iniciar con una sesión a solas que te permita reconectar contigo mismo para posteriormente hacerlo con tu pareja.

Tips para lograrlo

  • Conoce tu cuerpo. Para poder experimentar el placer lo primero es conocer bien tu cuerpo, por ello es recomendable autoexplorarlo sin juzgar, solo de este modo podrás reconocer lo que te gusta. Tómate tu tiempo, no se trata de terminar para volver cuanto antes a las tareas diarias, cada práctica debe tener su momento.
  • Incluso puedes valerte de algún juguete como Mambo, el succionador de clítoris de Platanomelón el cual estimula todo el clítoris a través de onda progresivas y sin contacto directo, provocando así nuevas y diferentes sensaciones ¡No te arrepentirás! 
  • Una vez que conoces mejor tu cuerpo puedes compartir la experiencia con tu pajera:
  • Prepara el ambiente. Apaguen cualquier dispositivo que los pueda distraer, prendan algunas velas y música. Todo esto ayudará a preparar el ambiente para que logren desconectarse y disfrutar de un placer más consciente e intenso.  ¡Liberen su agenda y disfruten del momento!
  • Disfruta de cada detalle: Al igual que en el sexo tántrico, la conexión con la pareja es primordial, por ello se recomienda sincronizar la respiración, mirarse el uno al otro, jugar con besos y caricias que les permitan descubrir los pequeños detalles de cada centímetro de su piel. 
  • Sin objetivo: sin presiones. No tengan en mente alguna meta específica, como llegar al orgasmo o aplazar la eyaculación. Céntrense en explorar, descubrir, observar, aceptar y dejarse llevar ¡Sin presiones!
  • Modo automático OFF. No es una comparación muy halagadora, pero es posible que el sexo se haya convertido en algo automático y rutinario como conducir un coche o ir en bici. Lo que al principio se hacía para sentir placer ahora lo ven como una tarea más, eso hace que no estén presentes y empiecen a pensar en otras cosas. Atrévanse a experimentar y sentir cosas nuevas, prueben nuevas posiciones, lugares y roles. ¡Se sorprenderán! 

Recuerda que el sexo es todo lo que ocurre desde que la idea de jugar pasa por tu cabeza, hasta que el juego tiene lugar, así que aprende a disfrutar de todo ese proceso y no olvides que la única regla escrita del slow sex es: disfrutar sin presiones, ni prisa ¡A tu manera!

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

logo-nosotros

RH Editores produce y comercializa la revista de Salud Factor RH. La edición es mensual.

Correo de publicidad: