Evita el estrés y la caída de pelo

Las bajas temperaturas hacen que las glándulas sebáceas no trabajen correctamente, generando deshidratación, comezón y caída del pelo. El frío provoca que los folículos capilares de nuestra piel se contraigan. Esto hace que disminuya la irrigación y que las células de la epidermis no reciban el suficiente oxígeno y nutrientes.

Suscribirse a este canal RSS

logo-nosotros

RH Editores produce y comercializa la revista de Salud Factor RH. La edición es mensual.

Correo de publicidad: