Viernes, 02 de Diciembre de 2022

El hambre y el día de la beneficencia en Latam

Destacado El hambre y el día de la beneficencia en Latam

En las últimas semanas se ha discutido ampliamente la situación económica en Estados Unidos. Los indicadores macroeconómicos han sido tema recurrente de análisis por parte de especialistas y periodistas de fuentes de negocios.

Algunos efectos comienzan a sentirse en América Latina y hoy quisiera centrarme en el impacto, desde mi perspectiva, más grave y duradero de todos: el hambre generalizada y la importancia que tiene adelantarnos a las potenciales consecuencias que puede traer, no sólo para esta generación, sino para la venidera.

El tamaño del reto. Nuestra memoria colectiva nos advierte sobre el golpe que sufren las personas en situación de vulnerabilidad frente a contextos económicos similares en las últimas décadas.

La recesión de 2008 y el alza de precios de alimentos y materias primas exacerbaron la crisis alimentaria. La FAO estimó que la población subnutrida se incrementó en seis millones de personas, llegando a 53 millones en América Latina hacia la primera parte del 2008. Solo en el 2020, la pandemia COVID 19 aumentó la cantidad de personas en situación de hambre, la cual, estimada por la FAO, llegó a los 52.3 millones, y para el 2021 se elevó a 56.5 millones en la región.

Según la UNICEF, nuestra región vio un aumento crítico de casi 70% de la población que sufre hambre entre 2014 y 2020. Es decir, Latinoamérica ha perdido décadas de lucha contra el hambre.

La organización de ayuda alimentaria de las Naciones Unidas va más allá de la coyuntura económica. Es decir, reconoce que los conflictos, las perturbaciones climáticas, las pandemias e inestabilidad han generado una "combinación mortal" para afrontar el hambre en los próximos años. Esta situación ha llevado al Representante Regional de la FAO, Julio Berdegué, a hacer un llamado urgente:

“La situación es extremadamente grave. En sólo dos años, 13 millones de personas han caído en el hambre. Y cuatro de cada 10 personas viven con inseguridad alimentaria, mientras que todavía tenemos que prepararnos para los impactos de la crisis alimentaria actual”.

Frente a una situación ya complicada, y con la historia reciente tan presente, llega el momento de poner bajo la lupa las acciones y actores que se necesitan para afrontar la nueva ola de hambruna que se aproximaría, afectando a nuestra región. Más allá de simplemente resaltarlos, es hora de asumir un rol activo, dejar de ser espectadores y formar parte de las acciones que urgen activarse contra el hambre, para que la suma de voluntades, bajo un mismo propósito, engrandezca el impacto que podemos generar.

Rienda suelta a soluciones

La historia también nos recuerda que frente a las crisis de hambre más potentes, también surgen inmensas iniciativas en las que organizaciones, de todo los tamaños, sedes, giros de negocio, y más, realizan donaciones, comunidades que activan acciones caritativas y de individuos que participan, según sus posibilidades, para aliviar el hambre.

Sin embargo, frente a retos como los que se proyectan, la coyuntura nos llama a hacer más que simplemente “aliviar” el hambre. El momento llama a liderazgos visionarios que trasciendan a sus sectores y construyan nuevas soluciones que nos permitan soñar con un futuro sin hambre.

También puedes leer. 

Liderando con el ejemplo, el Programa Mundial de Alimentos lanzó en 2017, una alianza con Singularity University, con la visión de “dar rienda suelta al poder de la tecnología y la revolución de la data para el bienestar”. El empresario y fundador de Singularity University, Peter Diamandis compartió la visión de “integrar una red poderosa de empresarios innovadores y pensadores radicales junto con los expertos más conocedores en el campo de la alimentación” para identificar y apoyar innovaciones escalables.

Este es apenas un ejemplo de cómo, a través de la innovación y la colaboración audaz podremos luchar colectivamente, como sociedad, contra el hambre.

Todos podemos ser solidarios. Aprueba IMSS aumento de infraestructura, https://revistafactorrh.com/bienestar-24-horas/item/7957-aprueban-a-imss-aumento-de-infraestructura

Este Día Mundial de la Solidaridad es un gran momento para preguntarse si podemos prevenir esta crisis y cuál será el frente del que nos haremos cargo hoy. Las preguntas que, en lo individual y como parte de Betterfly, que propongo a quienes me leen hoy son ¿cómo podemos ayudar?, ¿cómo nos hacemos cargo?

Este es un llamado a actuar desde nuestras áreas de especialización y conocimiento. Cuestionarnos y analizar el cómo creamos alianzas y colaboraciones innovadoras que permitan, por ejemplo, a las empresas participar activamente para apoyar a los bancos de alimentos de sus países; a los agricultores, empoderar a las familias a tener soberanía alimentaria en sus hogares, a los educadores, a encontrar mejores maneras de construir nuevos hábitos para prevenir la desnutrición crónica infantil.

Y caminos para apoyar las labores de médicos y enfermeras que atienden a pequeños y madres con carencias indescriptibles, es que cierre el día habiendo aportado y participado, de alguna manera, para que menos personas vayan a la cama sin haber comido.

Este Día Mundial de la Solidaridad, queremos celebrar el impacto de algunos de nuestros aliados regionales y locales que despliegan un compromiso constante para hacer frente al hambre.

A continuación, comparto algunas de las causas con las que trabajamos desde Betterfly y con las que estamos profundamente comprometidos para colaborar, visibilizar y continuar innovando para afrontar juntos la nueva ola de hambre que se viene.

Leche para Haití

Haití es el país más pobre de América Latina y su población sufre problemas severos de alimentación, afectando directamente al desarrollo de niños y niñas.

Leche para Haití es una fundación chilena que desde hace más de 10 años ayuda a combatir la superación de la desnutrición infantil a través de un trabajo en terreno en la ciudad de Puerto Príncipe y sus cercanías.

En lo que va del año los usuarios de Betterfly han contribuido con más de 50.000 donaciones a esta causa logrando la meta para cubrir el tratamiento de 65 niños/as por un periodo sostenido de 6 meses, que es el tiempo promedio necesario para sacar a un niño/a de la desnutrición.

Grupo Murlota. Nace en 2005 con el fin de empoderar a familias de comunidades rurales de escasos recursos en México. El proyecto consiste en proveer a estas familias de lo necesario para llevar a cabo toda la cadena productiva del huevo, brindando capacitaciones para la implementación de la producción de gallinas en sus casas, asistencia técnica especializada durante el proceso hasta el acopio del huevo y, finalmente, comercializar el producto, buscando clientes que deseen alimentos saludables y amigables con el medio ambiente.

Las donaciones realizadas por los usuarios de Betterfly impactan en la compra de gallinas para proveer 675 mil de huevos de aves de libre pastoreo a 270 familias de zonas rurales en México, permitiéndoles que puedan generar los ingresos suficientes para satisfacer sus necesidades alimentarias durante 18 meses. El proyecto les permite aumentar su consumo diario de proteína, a la vez que fomenta el consumo de huevos de ave criadas en condiciones dignas en la región.

Un trabajo multisectorial orquestado y estratégico es indispensable para la construcción de sociedades más incluyentes y equitativas. Desde Betterfly hemos declarado un compromiso global para seguir innovando nuestra oferta y acompañar a las personas a transformarse en la mejor versión de sí mismos y, en el proceso, seguiremos creando puentes entre la tecnología y el propósito para traducir el auto-cuidado de nuestros usuarios en un impacto positivo para las personas y comunidades que enfrentan un reto tan duro como el hambre.

Soñar con el #hambrecero es maravilloso, pero formar parte de la lucha para que ese sueño ocurra, es indescriptible. La conmemoración del Día Internacional Humanitario es una oportunidad para llamar a las voluntades, ingenios y recursos del sector privado a ser agentes del cambio que esperamos ver en el mundo. 

El autor (a) es VP Global de Impacto y Propósito de Betterfly.

Modificado por última vez enMartes, 06 Septiembre 2022 16:42

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

logo-nosotros

RH Editores produce y comercializa la revista de Salud Factor RH. La edición es mensual.

Correo de publicidad: