Domingo, 28 de Noviembre de 2021

Covid-19 destapa carencias en países 'pobres'

Destacado Covid-19 destapa carencias en países 'pobres'

El Covid-19 ha intensificado la necesidad de garantizar que las personas en países de ingresos bajos y medianos puedan acceder más fácilmente a servicios simultáneos que previenen y tratan tanto enfermedades infecciosas como el VIH, la tuberculosis (TB) y la malaria, como enfermedades no transmisibles (ENT) como las cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades respiratorias y la diabetes.

Esto fue identificado en un nuevo informe presentado por la Alianza de Enfermedades No Transmisibles (Alianza de ENT/ NCD Alliance), del instituto The George Institute for Global Health, titulado “de las islas a las sinergias: integración de la prevención y la atención de las enfermedades no transmisibles en las iniciativas de salud mundial y la cobertura universal de salud”.

También puedes leer. Salud recibiría 27.6% de incremento presupuestal. https://revistafactorrh.com/bienestar-24-horas/item/5906-propone-hacienda-incremento-de-27-6-para-salud

El estudio sostiene que los compromisos políticos de una década para integrar los servicios de ENT con los servicios para grupos prioritarios tales como las principales iniciativas de salud mundial para el VIH/SIDA, la tuberculosis, la malaria y la salud materno infantil no se han concretado en una realidad sobre el terreno en los países de ingresos bajos y medianos (PIBM). 

La atención médica en muchos países aún no responde a las necesidades de las personas que viven con ENT, enfermedades que se han convertido en las principales causas de muerte y discapacidad en todo el mundo.Por ello, están experimentando una rápida transición en el perfil de enfermedades de la población moldeados por enfermedades transmisibles y afecciones que afectan a las madres y sus hijos e hijas, a un perfil dominado por las ENT y las lesiones. En la actualidad, el 85% de las personas que mueren por ENT entre los 30 y los 70 años se encuentran en países de ingresos bajos y medianos.

"La financiación a países de ingresos bajos y medianos para iniciativas prioritarias de salud de la población, como el VIH/SIDA, la malaria, la tuberculosis y la salud materno infantil, ha sido fundamental para lograr avances sustanciales en la salud durante la última década", dijo la Dra. Gill Schierhout del Instituto George, autora principal del informe. 

Sostuvo que muchos sistemas de salud siguen estando influenciados por la financiación sanitaria mundial, y su configuración tiene repercusiones críticas en la atención sanitaria disponible -o no disponible- para el creciente número de personas que viven con ENT".

La nueva cara de las comorbilidades

El Covid-19 ha provocado un mayor reconocimiento de que las distinciones de larga data entre enfermedades infecciosas y no transmisibles no son tan claras como se pensaba: las personas con enfermedades crónicas tienen un riesgo significativamente mayor de hospitalización o muerte por el virus. 

La gran mayoría de los millones de personas hasta la fecha que han perdido la vida o se han enfermado gravemente vivían con problemas de salud subyacentes, sobre todo con hipertensión, enfermedades cardiovasculares y diabetes.

La prolongada inacción sobre las ENT ha amplificado el costo humano y económico de la Covid-19.De manera similar, con las ENT cada vez más comunes en los países de ingresos bajos y medianos, las comorbilidades ahora amenazan cada vez más los logros alcanzados contra enfermedades como la tuberculosis y el VIH.

"Necesitamos urgentemente un reajuste de la prestación de servicios de salud en los países más pobres que realmente refleje las necesidades de quienes más lo necesitan", dijo Katie Dain, directora ejecutiva (CEO) de la Alianza de ENT. 

Desde su punto de vista, la atención integrada es el futuro de la atención médica. La realidad actual es que cada vez más personas viven con múltiples enfermedades crónicas. Es necesario que esto se reconozca mejor en los sistemas sanitarios. Las personas que viven con VIH tienen un riesgo significativamente mayor de padecer enfermedades cardiovasculares y algunos cánceres. 

Las personas que viven con TB son mucho más susceptibles a la diabetes y viceversa. Los trastornos hipertensivos y la diabetes gestacional afectan a muchos embarazos, lo que pone en riesgo posibles impactos en la salud de por vida tanto para la madre como para el bebé si no se tratan de manera eficaz ".

Las enfermedades cardiovasculares representan la mayoría de las muertes por ENT, o 17,9 millones de personas al año, seguidas de los cánceres (9,3 millones), las enfermedades respiratorias (4,1 millones) y la diabetes (1,5 millones). Estos cuatro grupos de enfermedades representan más del 80% de todas las muertes por ENT antes de los 70 años."Los centros de salud que reflejan esta epidemiología cambiante son el futuro", dijo Dain.

"Pero esto también significará que tenemos que cambiar la forma en que hacemos las cosas. La pandemia de Covid-19 ha sido catastrófica para las personas que viven con ENT y está claro que necesitamos una infraestructura de salud en los PIBM que sea adecuada para su propósito si queremos reconstruir mejor ".

Ha pasado más de una década desde que las y los Ministros de Salud en la primera Reunión de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre las ENT decidieron "alentar el desarrollo, la integración y la implementación de programas verticales, incluidos programas específicos de enfermedades, en el contexto de la atención primaria integrada de la salud". 

Este enfoque se basa en la idea de que los sistemas de salud deben adaptarse a un enfoque más claro en la persona y su salud a lo largo de su vida, no solo en la única crisis o condición de salud que las lleva a buscar atención.Sin embargo, los avances en este ámbito han sido irregulares, en el mejor de los casos.

Las y los líderes mundiales han reafirmado recientemente la necesidad de proporcionar servicios más integrados que incluyan a las ENT, en particular en el compromiso pionero de la Reunión de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre el SIDA en junio de 2021, que compromete a los gobiernos a garantizar que el 90% de las personas que viven con y están en riesgo de contraer el VIH puede acceder a la atención a las ENT y la salud mental para 2025.

Modificado por última vez enViernes, 10 Septiembre 2021 10:25

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

logo-nosotros

RH Editores produce y comercializa la revista de Salud Factor RH. La edición es mensual.

Correo de publicidad: